lunes, 23 de octubre de 2017

Para los buenos gustos

Me gusta lo que han hecho
Rajoy y Compañía,
pues lo estaban pidiendo
la inmensa mayoría.

Me gusta el tono firme
en que se han despachado
Ciutadans y el sensible
Pedro Sánchez al lado.

Me gusta que el camelo
de los separatistas
ya no ilusione al pueblo
con sus esteladitas.

Me gusta que el rebelde
Puigdemont vaya al trullo,
si es que se lo ha ganado
por su irritante orgullo.

Me gusta andar tranquilo
en un país sensato
que solo aspira a pan
y justicia y buen trato.

Me gusta contar esto
para que el mundo sepa
que se le ha puesto coto
a aquel que trepa.

Adiós, tropa ignorante.
Retroceded, falsarios,
cobardes y aturdidos,
malsines y arbitrarios.

viernes, 20 de octubre de 2017

Cielo benigno

Cielo benigno.
La lluvia es signo
de bendición.

Cielo entoldado
tú has desterrado
la polución.

Gracias, Altísimo
Señoritísimo
por esa acción.

Estamos, ay,
qué guay, qué guay,
a tu atención.

jueves, 19 de octubre de 2017

Amor áureo

Acodado en los clásicos releo
una tarde de otoño tenebrosa
sus sonetos de Amor, joya imperiosa,
que apenas con mis gafas entreveo.

Dios me lo pintan, pero soy ateo
y en los endecasílabos rimados
encuentro mis esfuerzos sosegados,
que a solo Amor adoro y en él creo.

¡Qué deleite imbricar de verso en verso
las ataduras puras de las rimas
con las que juego y con las que converso!

Digo: “cuidado, tú, que me lastimas”.
O digo: “gracias, Musas”, al reverso.
Y el soneto está hecho. ¿No lo mimas?

91 8470225

miércoles, 18 de octubre de 2017

Crónica juglaresca del XLIII Congreso de RAECO y I Hispano-Mexicano celebrado en León del 6 al 8 de octubre de 2017

Tres cuartos de siglo… Dios
me ha concedido hasta hoy
que escribo el Romance heroico
del Congreso de León.

Era una tarde amarilla
de membrillero esplendor
la que nos daba apertura
al encuentro cronicón
de más de cien asociados
en la RAECO. ¡Qué honor!

¡Oh León, León, León!
¡Oh León, Ciudad de Reyes,
que con Castilla se unió
para hacer más grande a España
frente al árabe invasor!

¡Oh León, Ciudad de Torres
del gótico campeador
por cuyos vitrales cuela
la luz lustrosa del sol
en la pulcra catedral
en que se adora al Señor!

¡Oh León, isidoriana
cripta de historia y amor,
donde yacen sepultados
sus grandes hombres al son
del Bernesga y otras aguas
limpiadoras, cómo no!

¡Oh León, tierra de nobles
legiones romanas, y oh
León, cuna de los Fueros
y perfecto introductor
del don de gentes sencillas
en las Cortes: la ocasión
para que el pueblo tuviera
voz y voto expositor!

Pero entremos en materia
ya sin mayor dilación.
A las 7 de la tarde
del renombrado 6-O,
todos arremolinados
con un solo corazón
en los pies de los danzantes
MATLACHINES, que en su ardor
muestran el rojo atrevido
de su indígena valor.

En el Salón de los Plenos
de la Alcaldía… un rumor
de oyentes y de ponentes
discurre sin parangón
cuando los representantes
ocupan su butacón
y los que quedan de pie
se esparcen alrededor.
En la Presidencia, Antonio
Galiano, jefe y mentor,
rodeado de prebostes
de la Ciudad de León:
alcalde Silván Rodríguez,
emocionado orador,
con el vicepresidente
de su gran Diputación
y la Concejala Torres
que nos dio una gran lección
de Historia bien aprendida
con un verbo inflamador.
¿No fue así como fue el acto,
Secretario Luis Lisón?
De allí al cóctel gastronómico
de muy cumplido sabor…
Y concierto, que la música
vibra en el claustro isidor
de la Real Colegiata,
románico panteón:
“Méjico lindo y querido,
Ave María Gounod,
el Cinema Paradiso,
Imagine Lennon Jhon,
Bésame mucho…” bolero,
bésame, bésame, amor,
con Aedventum, fiel pareja
de sapiente y fino humor
entre el violín y el piano
escalados son a son.

Arriba la noche azul
su manto noble tendió
y las curiosas estrellas
le bordaron con rubor.

Y a dormir o a sorber copas,
a gusto de la afición.
Mañana hay mucho trabajo
en cuanto amanezca Dios.

SÁBADO 7 (CAMBIO DE RIMA)

Palacio de Conde Luna:
Asamblea general,
Actas y actas aprobadas
sin nada que reprobar
ante la solvencia exacta
de Luis Lisón y Resalt.

Las damas, en tren turístico,
se expanden por la ciudad:
Calle Ancha, Regidores,
Plaza de la catedral,
Casa Botines (Gaudí),
mirar, mirar y mirar…
como ahora en que os veo
desde esta silla obispal
con cara de gracia llena
presta a mi romancear.
¿Está bien así, Aguinaga,
decano de asaz edad?
¿De acuerdo, Martitha Ortega,
cronista de Chiconcuac?

Pues ajusto aquí los versos
trenzados por un casual
con andaluces, gallegos,
extremeños, valenciás,
leoneses, asturianos,
mexicanos del Allá,
y manchegos y murcianos
llegados del más Acá.
Que ponga el dedo en la saga
si hay un dudoso Tomás.
¿Ninguno? Pues acabose
la rima en la letra A.

DOMINGO 8

Domingo fresco. Las calles
relumbran recién lavadas
desde la Casa Botines
a la cripta isidoriana
donde Reales Cronistas
van a pasar la mañana
postrándose ante los Reyes
dormidos de la Alfonsada
que dominó en estos lares
siglos y siglos de gracia,
como dormida en el mármol
se quedó la Doña Urraca.

A las once en punto y hora,
misa mozárabe cantan
y la pulcra leonina
la repica en la distancia
con vitrales encendidos
y sonidos de campanas
y columnas verticales
en piedra santa elevadas.
con grande magnificencia
de la población cristiana.

Va a dar fin este Congreso
de la Hermandad Mexicana
con la Hermandad Española
entrañada hasta las cachas…
Callad, callad un momento.
Se acabó lo que se daba.

Adiós, León de leones
y leonas enramadas.
Adiós, Ferias de Froilán.
Adiós cuerpos y adiós almas.
Adiós lecturas históricas.
Adiós fragor de pisadas.
Adiós las conversaciones
con las personas más sabias
que hicieron nuestras delicias
en este fin de semana.

Nos llevamos en maletas,
bolsos, bolsas y huchas varias
recuerdos agradecidos,
abrazos canela en rama,
amores circunstanciales,
manos y banderas blancas.
Que no, que no puede ser
que haya habido tanta estampa,
tanta cena suculenta,
tanta compañía grata.

Para el próximo Congreso
Carmona ya se adelanta
con Sevilla la torera
alta como la Giralda.
Que nadie falte a la cita.
Allí estarán dos hermanas:
la RAECO de Galiano
y su cohorte mexicana.

Compañeros, compañeras…
gracias, gracias, muchas gracias.

91 8470225

martes, 17 de octubre de 2017

Arde Galicia. Queman España

Arde Galicia. Queman España.
Los asesinos muestran la saña
de su rencor.
Bronca cupera. Estulta hazaña.
Tristes bandidos. Bizca piraña.
Más de un traidor.

Las lenguas ígneas de doble filo
rayan el disco duro vinilo
como el carbón.
No queda plazo. No queda hilo.
Todos quemados. Todo en vilo.
¿La solución?

Diálogo. ¿Diálogo? Claro que sí,
con noble acento sobre la í.
¡Constitución!
¿Dónde se ha visto no hacerlo así?
Pues que lo acepte el pitiminí
de Puigdemont.

Vamos, muchacho. Atrévete.
A nadie engañas. Sonrójate.
Ve al alimón.
De las palabras a los hechizos
te resta un trecho lleno de erizos:
Disposición.

91 8470225

lunes, 16 de octubre de 2017

En la cuerda floja

Tensó la cuerda floja
y con ella se ahorcó.
Hablo del Judas
no Honorable Puigdemont.

Bailó en la cuerda floja
y se precipitó
al vacío más negro
el cataluñazor.

Así caen los tontos
sin remisión
creyéndose más listos
de lo que son.

Adiós independencia
(¿sísí? - ¿nono?)
Veremos lo que dicta
el Mandamás Rajoy.

Uno solo no puede
ser Moisés salvador
si la varita mágica
se rompe en dos.

Y ni la CUP ni ERC
dan abasto, señor,
para llenar las calles
de odio al español.

¡Oh fatídicas fechas fratricidas
las del 1, el 3 y el 6-O!
Vuelta al redil,
corderitos de Dios.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Berlanguiana

Porque me da la gana
proclamo la República berlanguiana,
mi propia barragana
de casta catalana.

Toma Estado enemigo,
que casi lo consigo.
Que estés o no conmigo
me importa un higo.

Así dice el cobarde
en la octubrina tarde
que España está que arde
por tan pasmoso alarde.

¡Ay loquito Puigdemont,
supremo tonto del montón
de los “indepes”, sin perdón
a la prisión, a la prisión!
Escondidito quedarás
si no das marcha atrás.
¿Podrás o no podrás,
demonio Satanás?


a.sotopa@hotmail.com
91 8470225

martes, 10 de octubre de 2017

Méndez Vigo, el portavoz educacional

Tengo yo por Méndez Vigo
una querencia especial
por lo bien que se maneja
con la prensa en general.

Como portavoz en vivo
y en directo, no plasmal,
nos saca de apuros turbios,
y eso está bien, que no mal.

Su sonrisa es complaciente,
su talante, arciprestal,
las manos las mueve justa-
mente en la postura oral.

Y es por demás comedido
en su exposición gestual
cual ilustre descendiente
de porte y sangre real.

Dichosos, pues, los oídos
que escuchan su voz puntual
cada viernes de Consejo
de ministros rajoyal.

Vaya por Méndez de Vigo
y su elocuencia verbal
un aplauso sostenido
del gremio testimonial.

La oposición trina y trina
contra el cormorán axial,
pero él sabe mantenerse
guapo, impoluto y lustral.

¿Qué pasará este verano
de luz y sol espectral?
Pues acaso nada triste,
nada espeluznante y tal:


Puigdemont soplará humo
y el Junqueras carcamal
bizqueará y quedará mudo
como en él es habitual.

Y la Catalonia nuestra
se mantendrá en el panal
de la rica miel del gasto
sin contribución legal.

Iros, pues, de vacaciones.
De vacaciones están
todos los justos de España
y al redil retornarán.

Clase, clase es lo que espero
del Íñigo magistral
por su labia y su nobleza
de trato educacional.

91 8470225


lunes, 9 de octubre de 2017

Segovia está también en Nicaragua

Tomarse un desayuno de trabajo en la embajada de Nicaragua en Madrid, siendo un periodista segoviano… no es moco de pavo.
 
Y no lo es por dos motivos principales. Primero, porque el anfitrión era el propio embajador, don Carlos Midence, émulo de  su compatriota Rubén Darío por su prosa ensayística y su poesía lírica.  Segundo, porque una de las más nobles poblaciones del país hermano centroamericano, ahora departamento o provincia,  se denomina Segovia, Nueva Segovia, de forma homónima a la patria chica en que nació en 1502 su fundador  y primer gobernador  don Rodrigo de Contreras.

El desayuno resultó exquisito y auténticamente “continental” (no diré que pantagruélico) por la abundancia y diversidad de sus elementos nutricionales, mezclando huevos, carnes, arroces, lácteos, patatas y frutas en suculentas formas de bollos y frituras. Y café y zumo de naranja, por supuestísimo. Y todo ello  -es natural-  nicaragüense.

La charla, o mejor, rueda de prensa, con proyección de documentales turísticos, culturales, sociales y económicos, se celebró con motivo de la Fiesta Nacional Sandinista y como consecuencia del desarrollo conseguido en estos últimos años de “revolución en paz del pueblo trabajador”. (Un dato: el paro se halla en cifras mínimas).

Allí estábamos los representantes de ocho medios de prensa, como EFE, ABC, El Español…

91 8470225


viernes, 6 de octubre de 2017

Penoso diálogo de besugos

-Quiero peras.
-Toma castañas.
-No te enteras.
-Me voy de España.
-¿Diga?  ¿Diga?
-¿Cómo? ¿Qué?
-Adiós muy buenas.
-Adeu usted.

jueves, 5 de octubre de 2017

Prado-Antúnez: Un animal poético

Es profesor y poeta, pero no es un hombre al uso cotidiano, sino al abuso de sus facultades mentales, que son potentes y variopintas, continuamente en ebullición. Es un elfo, un mago, un sátiro, un unicornio, un trasgo; un hierofante, un Peter Pan y un Harry Potter con escoba; un Quijote y un Sancho pareados y correcaminos, un Salomón enciclopédico, un militar de las letras hodiernas, un Valle-Inclán embrujador y tronante, un Unamuno contra sí mismo debatiéndose, un ácrata empedernido, un escribidor desaforado, un poetón como la copa de un pino de Valsaín… y totum revolutum.
 
Estoy hablando de José Manuel Prado- Antúnez, autor reciente de “La vida en sus rodajes”, libro endemoniadamente lírico que deja al crítico k.o y al más listo de los lectores exhausto y descangallado. Se salta casi todas las normas de la expresión y la corrección retóricas clásicas e impone su propia voz, tan áspera como tierna, tan sibilina como sugerente, tan brillante como opacada a veces, tan inmisericorde como cordialísima. Yo me quedo pasmado tratando de desentrañarle. Si uno no le conociera ya bastante, no le admitiría esas continuas travesuras o traiciones a la lengua madre, no le admitiría en el club de los poetas vivos, no le permitiría esos juegos malabares y de ruleta rusa tan peligrosos, pero como sí que le conozco en el hondón del alma desde joven, no solo le perdono y disculpo sino que aplaudo sus paranoicos desvaríos literarios, llenos de contrastes. 

Prado-Antúnez se entrega tan condensado que no excluye ninguna de sus vivencias y experiencias, invadidas todas ellas de cinemascope, música, filosofía, realidad y ultrarrealidad, verdad y posverdad (la verdad de las mentiras) . Y lo hace con un humor muy serio, ácido, agridulce y corrosivo y con una pátina de brochazo brutal, grande, compulsivo, íntimo e intuitivo. 

Posee este poeta un cerebro populoso de imágenes burbujeantes que se estrellan en nuestra propia cabeza. Retuerce el poema, lo sublima o lo degrada en la misma línea y no para de darnos qué pensar. Es un torrente imparable, excesivo, desbordante de ideas y sentimientos. Crea vocablos, o resucita los ya caídos en desuso, los distorsiona,  los entromete con calzador de urgencia en los versículos como si fuera un pirata verborreico al que la lengua no le cabe en la boca... y se queda tan pancho, abriendo y explorando los nuevos senderos del idioma, hoy demasiado cruzados, mezclados, surtidos y pervertidos.

Aliteraciones, hiatos, retruécanos, sinécdoques, metáforas, metonimias… los espolvorea por doquiera del poema y nos estallan en los ojos con su fulgurante tratamiento y encabalgamiento. Pulveriza los lugares comunes, violenta u olvida la puntuación, cambia el sentido de las frases, nos mantiene en suspenso adrede, él es él con muy pocos más, como Carlos Edmundo de Ory o Tristán Tzara. 

Deteneos en estas muestras al desgaire: “Lluvia de ardillas”, “pezón de golondrina”, “gota de viento”, “éxodo efusivo”, “cáliz de atraques”, “deambulo manchadas las calles de sangre o champaña”, “amén meo”, y así hasta el infinito del poema y más allá. ¿No son figuras o figuraciones para alucinarse? Alucinado me ha. Y después de releer cuatro o cinco veces “La vida en sus rodajes” (Vitruvio ediciones) sigo en estado catatónico. Pero supremamente agradecido por haber descubierto y confirmado a un poeta nuevo, distinto, verdadero: José Manuel Prado-Antúnez, entreverado de vasco, gallego y castellano.

No resulta fácil de leer ni de comprender, pero… ¿de cuándo a acá hay que comprender a la poesía para saborearla? La Poesía es mujer y se entra en ella a través del amor, no del entendimiento. Ninguna mujer se siente nunca del todo comprendida, ni falta que hace. ¡Oh Poesía! ¿Y qué es Poesía? “Una mezcla de rosas y bombones”, dijo alguno. Una musa casquivana y caprichosa, una Venus divinamente soberana, una Miss Mundo embellecida con los retoques de la cirugía plástica a la que se le transparenta el alma, digo yo. OK.

Ética, estética y moral las funde y disuelve a la vez este mago diabólico de la escritura estrambótica llamado José Manuel Prado (sembrado,  florido) y Antúnez.

Postista, dadaísta, surrealista, krausista, picassiano… yo qué sé. Quizá Caballero Bonald sabría auscultarle y analizarle (O atizarle y anatematizarle, pues muy mal genio se gasta en sus ensayos con los vates que no le gustan).

Lo escrito, escrito está, y lo repito hasta la saciedad. Me siento impotente de sujetar, parar, templar, encasillar, domesticar… a este fogoso caballo desbocado o hipocampo. Es diferente, es único, como el precipitado total de las vanguardias que le han precedido, leídas o engullidas. Ácrata, que es un ácrata irredimible. El caso es que está aquí, con “La vida en sus rodajes”, que un arriesgado editor, y poeta asimismo, Pablo Méndez Jaque, ha puesto en la cresta de la ola de Ediciones Vitruvio.

91 8470225

miércoles, 4 de octubre de 2017

Adicciones

Quisiera ser un búho
lechuzo que de noche
atisbara secretos
manteniéndome insomne.

Quisiera ser un águila
batidora de alas
para extender mis ojos
sobre las montañas.

Quisiera ser un topo
de piel azabache
atravesando túneles
innumerables.

Quisiera ser… ¿Qué soy?
Un hombre solo
que “a mis soledades voy”.


91 8470225

lunes, 2 de octubre de 2017

Persiguiendo a Paula Flórez por el prepirineo de Huesca (22-24 septiembre 2017)

A Paula Flórez,
flor de las flores,
vengo a rendir
pleitesía viril
en este encuentro
de mis amores
por el románico
sacro y civil.

Escúchenme todos
los gloriosos doctores
del viajar, el comer,
el beber y el vivir
la crónica del viaje
que acabo de escribir.
Parada y fonda en Huesca
llegados de Madrid.
Bajada de maletas.
Hagámonos oír
Hotel Pedro I,
 del Aragón gentil.
Que suban los Gloriosos,
que aquí hemos de dormir
junto a la Catedral.
Con sus mujeres, sí,
que el clima nos avisa
de que es mejor así.
Pero antes, si os peta
cenar o pasear,
bien solos o en redil,
por el capitolino
centro histórico-artístico…
lo tenéis justo aquí.
Hay varios restaurantes
de estrellas Michelín.
Adelante, adelante,
seguir, seguir, seguir…
La noche está estrellada
como un regio tapiz
bordado sobre el cielo
más negro que añil.
Por “Los Porches de Galicia”
daremos principio y fin.
No os desperdiguéis, gourmets,
 que todo puede ocurrir.
En “Los Porches” nadie había.
Me quedé tan solo en mí
con las Musas del Olimpo
y no paré de reir
escribiendo a troche y moche
versos de pitiminí.
…………………………………….

El sábado se levanta
con un desayuno tal
que a pie hasta San Pedro el Viejo
bien podemos caminar
para admirar el convento
y también la catedral,
a los que, si no lo impide
una u otra autoridad,
deberéis,  si os apetece,
algunas fotos tirar
con el móvil, ojo  mágico,
pues hay arte en cantidad.
Y además os queda al lado
“La Confiaza”, un colmado
de ultramarinos genial
en que damas, caballeros
y público en general…
de todo lo que desee,
y lleve pasta euroral,
podrá abastecerse a tope
o solamente…  mirar.
……………………………….
Después de almorzar en pleno
caracoles, peces, carnes
que nos supieron a gloria
con un bacalao potable,
visitamos lentamente
el Castillo de Loarre,
fortaleza militar
que ya nueve siglos hace
como estampa de frontera
frente a la razia almohade.
Allí extendemos la vista
por el Gállego en la tarde
antes de llegar al Reino
vertical de aves rapaces
en que los Mallos de Riglos
resultan inexpugnables
para nuestros pies cansados,
nuestros pulmones sin aire
y nuestra cabeza a pájaros
con pelos y no plumajes.
Son sus nombres aguerridos
como Cuchillos y Alfanges
y atónitos nos quedamos
sin poder darlos alcance.
Quizá Paula los subiera,
pero está para un arrastre.
Vuelta a Huesca. Ya es de noche.
Marcelino que no pare
hasta que llegue al hotel
Pedro de la calle Parque,
como el viernes superplácido
que aparcamos por contraste
con fortuna suficiente
entre lluvias otoñales.
Y después… Después, señores
y señoras que Dios guarde,
a dormir intensamente
y a soñar y escaquearse…
jugando a “las cuatro esquinas”
de bares y restaurantes.
………………………………………
El domingo…  con sol nace,
y a las diez de la mañana
corre el autobús por tierras
prepirineas alzadas.
Al fin Alquézar, la Villa
musulmana modelada
por el Vero en peñascales
de estrepitosas cascadas…
No es punto para los viejos
ni sus agradables damas,
pero sube que te sube
o baja que te rebaja,
lo atravesamos andándolo
bajo un techo de aves grajas
que penden del cielo azul
igual que almas en volandas.
Abajo plantas y arbustos,
arriba la Colegiata
hermanándose en la cumbre
con las carroñeras águilas…
Yo me poso en un café
y en su terraza solana
fumo una pipa de paz,
bebo una Larios de Málaga
y escribo furiosamente
esta crónica ya larga
de Picardía Viajera
que dorará la nostalgia.
………………………………….
Adiós, Carmen, guía culta
y oscense la mar de guapa,
que nos has entretenido
como una Vestal de gracia.
Compañeros, compañeras
de la Asociación de Paula,
adiós con el corazón
partido, que por su raja
destila sangre caliente
como el filo de una espada.
¡Qué buena fue la excursión,
qué densa fue la escapada…
¡A Madrid, la capital!
¡A Madrid, la urbe y la casa
que a todos nos va a acoger
tras traspasar las montañas
de Huesca, camino y vida
en este fin de semana.
Descansen sus señorías.
Marcelino, muchas gracias.
Aduérmanse en el trayecto,
tómense un buchito de agua.
Volveremos, volveremos
a Huesca, la bien plantada.


(Declamada a los postres del almuerzo de despedida el 24 de septiembre de 2017)

91 8470225