viernes, 20 de abril de 2018

La Virgen del Acueducto

La Virgen del Acueducto
está tocada del pie
y los bomberos se afanan
en remendarla. ¡Qué bien
que la Virgen se mantenga
en su propio peroné,
esculpido siglos ha
pisándole a Lucifer,
el que dicen que una noche
y antes del amanecer,
le disputó el trono pétreo
cual serpiente cascabel.
Pero el que hizo el Acueducto
fue Trajano, en Roma Rey
procedente de la Hispania
que se le demostró fiel.
Bromas aparte, lectores,
que la Virgen que adoré
quede a salvo de granizos,
vientos, nieves, hielos, hiel…
es una grata noticia
para el paisano de a pie.
Memorábile espectáculo
y de grande esplendidez
el que ofrece al paseante
chino, inglés o japonés
la asunta al cielo de Dios
por ser ella la que es:
una doncella no herida
por la espada de José,
ya que un ángel la empreñó
como a un cristal a través.
¡Viva la Virgen María.
A ella mi honra y mi prez!   


91 8470225

jueves, 19 de abril de 2018

El viaje a ninguna parte

Nunca supe a ciencia cierta
adónde habría de ir,
pero la senda de la vida
con noble esfuerzo emprendí.
¿He llegado al puerto franco?
No lo sé, y ay, ay de mí,
pues me perdí en la estación
de los trenes por venir.
Los anteriores…
tontamente los huí.
Que no se te pasen, no,
ay, a ti.


91 8470225